Zaragoza: fin de semana gastronómico

A menudo, no tenemos días suficientes para hacer un viaje tan largo como quisiéramos, pero no debemos olvidar que tenemos mucho más cerca de los que pensamos lugares maravillosos. Por eso, en este post quiero hablarte de una ciudad a medio camino entre Barcelona y Madrid que podrás visitar en un fin de semana: Zaragoza. Una ciudad que, además de su gran oferta cultural, destaca por su variada y rica gastronomía. Así, en Gastroviaje te presento un listado con diferentes propuestas gastronómicas que harán de tu viaje una experiencia más completa. Platos típicos de la cocina aragonesa, tapas de autor, ternasco bien cocinado y hasta un local con arena de playa por si echas de menos la costa. ¿Quieres acompañarme?

Qué ver en Zaragoza

Zaragoza es una ciudad asentada en pleno Valle del Ebro,  en el punto en el que desembocan los ríos Huerva y Gállego, que atraviesan la ciudad, y el Río Ebro, que transcurre al lado de uno de sus monumentos más emblemáticos: la Basílica del Pilar

Se trata de una ciudad ideal para pasar un fin de semana. Por un lado, cuenta con un rico Patrimonio Histórico, museos, zonas comerciales y multitud de espacios verdes. Por otro, encontrarás en sus habitantes un carácter acogedor y alegreSon motivos suficientes para no pasarla por alto, ¿no crees?

Puedes empezar el fin de semana recorriendo a pie su centro histórico: la Basílica del Pilar, la Catedral de El Salvador (La Seo), el Mercado Central, el Teatro de Cesaraugusta, el Puente de Piedra

El centro histórico de Zaragoza

Uno de los paseos más bonitos de la ciudad es cruzar el río por el Puente de Piedra, donde puedes obtener unas vistas increíbles y donde la Basílica del Pilar brilla aún con más esplendor. Me gustó tanto que la elegí como imagen de portada del post

También, piérdete por las calles menos céntricas más alejadas de monumentos y ve con los ojos bien abiertos. Seguro que encuentras detalles preciosos.

🍳 ¿Dónde comer en Zaragoza?

Probablemente este paseo te empieza a abrir boca, así que voy a ir directa al grano y voy a presentarte las propuestas gastronómicas que más me han gustado:

  • El Champi ZGZ
  • Taberna Doña Casta
  • Bodegas Almau
  • Más que Latas
  • Bar Estudios
  • Mercado Puerta Cinegia
  • Croquet Arte
  • Bar El Circo
  • Méli Melo
  • Restaurante La Rinconada de Lorenzo
  • Mandanga de la Buena – Coctelería Salou 

🗺 El Barrio de El Tubo

Zaragoza tiene repartida por toda su geografía una amplia oferta de bares, tabernas y restaurantes, pero, sin duda, la zona de tapeo más popular y característica es la del Barrio de El Tubo.

Este barrio se ubica entre las calles Mártires, Estébanes y Cuatro de Agosto.

Al estar muy próximo a la Basílica del Pilar y a la zona centro, es ideal para dejarte caer a cualquier hora del día

Perderse por las calles y entrar en alguno de ellos es una elección difícil. Y es por eso mismo que decidí escribir este artículo. Seguro que así no te pierdes ninguna de las especialidades que sirven en sus bares. Además, me extenderé un poco más allá de esta zona para que aún tengas más alternativas. ¡Comenzamos!

🍴 El Champi ZGZ

Calle Libertad, 16

El Champi ZGZ está situado en pleno Barrio de El Tubo y es uno de los locales de toda la vida, anteriormente llamado La Cueva de Aragón. No es un bar demasiado grande ni demasiado lujoso, pero está siempre abarrotado. Sus champiñones merecen tanto la pena que se te olvidará que, en ocasiones, tienes tan poco espacio que acabas comiéndotelos de pie.

El Champi solamente sirve esta tapa: tres champiñones con un picatoste en la cima, apoyados sobre una rebanada de pan, aderezados con su salsa secreta y servidos en un platito de madera, como los clásicos platos de pulpo gallego. Contado así puede sonarte sencillo, pero te aseguro que no puedes irte de Zaragoza sin probarlo.

Champiñones Zaragoza, bar el Champi

Otra de las claves de su éxito es la cerveza artesana, aunque nosotros optamos por un vermut, también muy rico. En cuanto al precio, dos vermuts y dos tapas de “champis” nos costaron 7 euros.

Si has estado en Logroño, coincidirás conmigo en que el concepto es muy parecido al clásico Bar Ángel de la Calle Laurel, y es que anteriormente a servirlos con el picatoste de pan, El Champi lo servía con una gamba.

Pero esta no es la única sugerencia… ¡Todavía quedan muchas más!

🍴 Taberna Doña Casta

 Calle Estébanes, 6

Para que no camines demasiado, en la esquina opuesta al anterior encontrarás la Taberna Doña Casta ¿qué mejor que continuar la ruta ahí?

Esta taberna es algo diferente al anterior, ya que dispone de más platos y raciones, aunque es archiconocida por sus huevos rotos y sus croquetas. Los primeros, los ofrecen con múltiples acompañamientos: jamón, foie, setas, pisto, longaniza, picadillo, gulas…Y en cuanto a las croquetas, las tienes de todos los sabores, algunos de ellos muy curiosos:

  • Cabrales con manzana
  • Bacalao y espárragos trigueros
  • Morcilla con piñones
  • Boletus y foie
  • Arroz negro con all i oli
  • Jamón, gorgonzola y nueces
  • Setas y queso de cabra
  • Gallina con chocolate

Barrio del Tubo Zaragoza

Nosotros, que somos unos locos “croqueteros” probamos las de boletus y foie, las de arroz negro con alioli y las de jamón, gorgonzola y nueces. Ya no teníamos hambre para más comida si queríamos seguir nuestra ruta, pero tenemos los huevos rotos muy en cuenta en nuestra próxima visita.

Eso sí, como en todos los buenos bares del Barrio de El Tubo, encontrar sitio puede resultar misión imposible. A la hora del aperitivo es una de las zonas más concurridas de la ciudad, pero te aseguro que esperar y hacerte un hueco entre la gente merecerá la pena.

🍴 Bodegas Almau

 Calle Estébanes, 10

Otra de las paradas imprescindibles en el Tubo de Zaragoza es ésta: Bodegas Almau. Un bar fundado en 1870 y que cuenta con dos locales en el centro de la ciudad. Gran selección de vinos, vermuts, tapas y raciones en un ambiente tradicional y acompañado de una impecable atención. Aunque esto no es algo extraño: los hosteleros maños son siempre muy dispuestos y agradables con su clientela. 

En este caso, optamos por un vermut casero y un plato de madejitas de lechal por 7,50 euros.

Bares en El Tubo Zaragoza

🍴 Más que Latas

 Calle Santa Cruz, 21

Y si de vermuts va la cosa, aquí viene la siguiente recomendación: Más que Latas. A estas alturas del post, habrás comprobado que esta bebida es otra de las debilidades de Gastroviaje 😉

Planes de fin de semana Zaragoza

Un coqueto local llamado a sí mismo vermutería con una gran variedad de diferentes procedencias: vermuts de Reus, Jerez, Aragón, Madrid… La lástima fue que no llegamos a comer allí, pero disponen de una amplia carta con verbenas (mix de encurtidos y laterío), platos de la huerta, chacinas variadas, pitufos, raciones frías y calientes, tartares, latas -por supuesto- y algunos dulces.

Sin duda, lo que más me gustó fue la decoración del lugar, que destaca por ser muy colorida, con unos bonitos rincones donde tomar algo mientras te sientas cómodamente en alguno de sus sofás para relajarte. 

Vermuts Zaragoza

Todo estaba cuidado hasta el más mínimo detalle, con un sinfín de elementos y un diseño actual y atractivo. Me llamó especialmente la atención esta antigua máquina de escribir. Fue precisamente en una de esas donde empecé a hacer mis primeros pinitos como “escritora”

Gastronomía Zaragoza

🍴 Bar Estudios

 Calle Estudios, 15

El Bar Estudios es una cita que repetimos visita tras visita. Se trata de un local con una gran barra y un comedor al fondo, donde podrás degustar una gran variedad de quesos, patés y embutidos, regados por una extensa carta de vinos. En la pared encontrarás una pizarra donde podrás ver la oferta para ir componiendo tu menú.

Los camareros te atienden muy bien, así que mi recomendación es que te dejes aconsejar por ellos a la hora de elegir los quesos.  Sólo diles cómo te gusta: seco, curado, fuerte, suave… Ellos prepararán una tabla acorde con tus preferencias  con un rico pan de hogaza.

Gastronomía en Zaragoza

También preparan ricas tostas como esta: con paté de pato en la base, tomate y cabeza de jabalí cortada en finas lonchas. Una mezcla perfecta.

Gastronomía Zaragoza

Como ya habíamos ido en otras ocasiones, sabíamos que nos encanta un vino dulce que sirven de una botella sin etiqueta. Aunque le preguntamos de nuevo dónde comprarlo, no nos lo dijeron. La única pista que pudimos sacar es que procede de Villalengua, un pueblo cercano a Calatayud. Pero sea como sea, este secreto bien guardado acompañará de maravilla a tu tabla de quesos.

En lo que al precio se refiere, puede subir algo más que los anteriores: una tabla de cuatro quesos y dos vinos dulces costó alrededor de los 14 euros. Pero la calidad lo merece. Quizá la parte negativa es que los precios no aparecen por ningún sitio, así que es solamente al final cuando sabes a cuánto subirá tu cuenta.

🍴 Mercado Puerta Cinegia  

 Calle Coso, 35

Si eres lector habitual de mi blog, sabrás que además de las croquetas y el vermut, soy también muy aficionada a los mercados gastronómicosya que me parecen lugares muy interesantes tanto por las propuestas que ofrecen, como por el espacio en sí, ya que suelen estar bien diseñados y decorados. Cuando me enteré que en Zaragoza también había uno, no dudé en que iría a probarlo.

Mercado gastronómico en Zaragoza

El Mercado de Puerta Cinegia es un espacio gastronómico que abrió sus puertas a finales del año 2015. El concepto es similar al de otros mercados como el emblemático Mercado de San Miguel o el Mercado de San Ildefonso en Madrid , el Mercado Lonja del Barranco de Sevilla o el Mercado Victoria de Córdoba.

Con diecinueve puestos diferentes, seguro que encontrarás el que más te gusta. Además, si lo prefieres, puedes degustar las croquetas de Doña Casta aquí, ya que tienen una parada en el puesto número ocho.

Nosotros solamente fuimos a verlo y no llegamos a comer en ninguna de sus paradas. Así que te animo a que me dejes un comentario si vas a alguno de ellos para apuntarlo en mi agenda de “pendientes”. Seguro que ayudarás al resto de gastroviajeros 😉

🍴 Croquet Arte

Calle del Coso, 14

Aunque mi segunda recomendación trataba sobre croquetas, no he podido resistirme a escribir sobre Croquet Arte. Denominada “croquetería gourmet” su definición no lleva lugar a dudas. No en vano, tienen unas de las mejores croquetas de la ciudad.

El local no tiene a penas nada que ver con Doña Casta.  Éste es más nuevo y su decoración es diferente. Pero en cuanto a croquetas se refiere, son igual de expertos.

Para que puedas comparar, te presento las variedades que venden:

  • Ternasco
  • Jamón de Teruel
  • Espinacas con queso de cabra y nueces
  • Chipirones en su tinta
  • Morcilla con peras al vino tinto
  • Hongos
  • Salmón y puerros
  • Frankfurt con mostaza
  • Bacalao con gambas
  • Pollo al caramelo
  • Pimentada
  • Risotto
  • Carabineros

Las croquetas son grandes y tienen un precio de 2 euros por unidad. Si te gusta compartir, puedes incluso comerte una entre dos personas, para poder probar más sabores. Nosotros pedimos las de ternasco, jamón de Teruel, chipirones en su tinta, salmón y puerros, carabineros y risotto. Todas excelentes, aunque debo confesar especial predilección por la de ternasco, ¡estaba espectacular!

Dónde comer croquetas en Zaragoza

Una vez servidas en el plato, pinchan en cada croqueta un palillo con un dibujo diferente en la punta según su sabor. Los símbolos puedes verlos en una pizarra grande que tienen colgada, para que así puedas distinguirlas.

Además, tienen un horario de apertura muy amplio, lo que lo convierte en una buena opción a cualquier hora del día. Otro de los puntos a favor es que tienen croquetas sin gluten y croquetas para llevar para que tú mismo las frías en casa.

🍴 Bar El Circo 

 Calle Don Jerónimo Blancas, 4 

El Bar El Circo es otro de los clásicos de Zaragoza que debes conocer. Un local sin lujos ni pretensiones, pero con un servicio amable y rápido y mucha variedad de tapas y raciones.

Si te tomas un momento en leer las críticas de los que ya lo han visitado, entenderás porqué he decidido incluirlo en este listado.

Las tapas a pedir están muy claras: tortilla de patatas y ensaladilla, sus dos claves que atraen a visitantes de todos los lugares.

Zaragoza: tortilla y ensaladilla

Aunque la tapa de albóndigas tampoco está nada mal, verás qué tiernas y suaves son…

Guía gastronómica de Gastroviaje en Zaragoza

En cuanto al precio, sólo te diré que el pincho de esta increíble tortilla y la ensaladilla están a 1,70 euros, igual que las albóndigas. Así, dos refrescos, dos tapas de tortilla, dos de ensaladilla y una de albóndigas sumó un total de 14 euros. Baratísimo, ¿verdad?

Eso sí, si tu viaje coincide con un fin de semana, ten en cuenta que este bar está cerrado los domingos, puentes y festivos. Te recomiendo que llames antes de ir para comprobar el horario exacto.

🍴 Méli Melo

 Calle Mayor, 45  aunque también disponen de El Méli del Tubo en la Calle Libertad, 12 , a unos cinco minutos a pie el uno del otro.

Méli Melo era uno de los lugares que más ganas tenía de conocer y que más se ha hecho esperar. ¿Por qué? Porque está siempre llenísimo. Pero no hagas como nosotros y te dejes amedrentar por la gente. Entra y seguro que su encantador personal te hace un hueco para que puedas probar cualquiera de sus excelentes propuestas: tapas atrevidas que destacan por su creatividad

Tapas de autor en Zaragoza

En cuanto llegues Méli Melo te recibirá una extensa barra de pinchos a mano derecha. En ella encontrarás expuesta la oferta que relatan en su carta, que es infinita.

En Gastroviaje te recomendamos los siguientes:

  • Chupa Chups de ternasco asado con queso de cabra y rebozado con migas de pan
  • Croqueta de jamón y cecina
  • Patata asada rellena de ternasco confitado con tape de all i oli gratinado , cebolla pochada y bañada en salsa de carne
  • Carrillera de cerdo asada al horno con salsa de soja y miel,sobre base de patata panadera y con tape de aros de cebollita frita
  • Ancas de rana rebozadas acompañadas de salsa romesco
  • Y su tapa estrella: Cave Ovum (saquito relleno de yema de huevo, setas, queso y nata y  crujiente de panceta en la base)

Lo que más me gusto fue el Cave Ovum, un pincho que ha sido galardonado como uno de los mejores pinchos de la ciudad. Es pequeño y los camareros te dicen que deberás comerlo de un solo bocado, para que el huevo explote en la boca. Sencillamente espectacular

De tapas por Zaragoza

Las cinco tapas y dos consumiciones por persona salió a 22 euros. El precio de los pinchos oscila entre los 2,50 y 2,90 euros para que te hagas una idea. Pero salimos más que llenos, siendo lo único que cenamos ese día.

Los mejores restaurantes de Zaragoza

Además, los camareros aportan un gran plus a local. Son súper amables y atentos y explican una y otra vez todos los ingredientes de las tapas. Seguro que se convierten en tu mejo consejero 😉

🍴 Restaurante La Rinconada de Lorenzo

 Calle La Salle, 3

No queríamos irnos de Zaragoza sin haber comido uno de los platos estrella de su gastronomía: el ternasco. Esta vez, nos dejamos guiar por unos amigos que nos recomendaron acudir a La Rinconada de Lorenzo.

Este restaurante, abierto desde 1970, es un local con solera con una carta centrada en la gastronomía aragonesa. Está un poco más alejado de la zona más céntrica de la ciudad, pero puedes dar un agradable paseo de unos 30 minutos o bien tomar un autobús o un tranvía que te llevarán muy cerca.

Pero antes de relatar cómo fue nuestra comida, déjame que te dé la primera de recomendación: no deberías irte de Zaragoza sin probar sus riquísimos platos. Ahora, te cuento porqué…

El servicio fue muy atento en todo momento y nos aconsejó sobre la cantidad y los platos a escoger. Después de mucho pensar, optamos por escoger dos entrantes. El primero de ellos, media ración de migas con uva, jamón y longaniza.

Migas

El segundo, dos madejitas con ajo y perejil.

Comer en Zaragoza

Y como platos principales, dos partes distintas del ternasco: el primero de ellos una paletilla asada acompañada de patatas laminadas. Tan tierna que se nos deshacía en la boca.

Restaurantes Zaragoza

La otra parte eran unos jarretes guisados, acompañados de patatas y guisantes y bañados por una sabrosa salsa. Ambos fueron excelentes.

comer ternasco en Zaragoza

Además, cuando les comentamos que todos los platos eran para compartir, tuvieron el detalle de servirlos en platos separados. También, otra ventaja es que muchos alimentos puedes pedirlos por unidades: las madejitas, los pimientos rellenos, las alcachofas… Así puedes degustar más variedades sin llenarte demasiado.

En cuanto al precio, los cuatro platos anteriores, media botella de vino de la casa, agua, pan y postre por 29 euros por persona.

🍴 Mandanga de la Buena 

 Calle Contamina, 7

¿Quién dijo que en Zaragoza no había playa? Para terminar, un chivatazo de lo más inusual y divertido: un local con arena de playa en pleno centro de la ciudad. La idea es similar al malasañero Ojalá de Madrid: un espacio chill out en el que el suelo está completamente cubierto de arena.

Buscando algo distinto encontré a través de Redes Sociales un tweet que hablaba de este local y no pude resistirme a echarle un vistazo en persona. Hacía ya tiempo que seguía este blog que contiene una sección dedicada a Zaragoza en la que escribe recomendaciones diversas y, desde luego, ésta no pudo ser más acertada.

Mandanga de la Buena es una propuesta atrevida y rompedora. El espacio está dividido en tres plantas con tres ambientes distintos: por un lado el restaurante y  la vermutería y, en la planta baja, la Coctelería Salou que te acercará hasta la costa.

La decoración en todas ellas es sorprendente, seguro que te quedas un buen rato observado todos los detalles. Una de las cosas que más me gustó fueron los libros que tienen colgados en la pared nada más entrar, dispuestos de una manera muy singular:

Coctelería Salou en Zaragoza

Pero la originalidad no reside solamente en su coctelería. En el restaurante se come de picnic sin cubiertos ni platos. Sin duda, te lo aconsejo si quieres sorprender a alguien con algo diferente.

Y aquí acaba mi artículo con estas recomendaciones gastronómicas en Zaragoza. ¿Conoces alguna más? ¿Has probado alguno de ellos y te gustaría contarlo? No te cortes y escribe en comentarios para explicarme tu experiencia. ¡Hasta muy pronto!

18 Comentarios

  1. ¡Me ha encantado tu post! Nosotros hemos ido alguna vez a Zaragoza y conocía algún bar que comentas y como vamos a volver en pocos días, me van estupendas tus recomendaciones.

  2. Lo has clavado Silvia, vaya paladar!
    De un mañico 🙂

    • ¡Muchas gracias, Alberto! Significa mucho siendo de alguien de allí. Cuando viajo, me gusta ir a los sitios donde van los lugareños, así que si los conoces señal que he acertado. ¡Un saludo!

  3. Qué buen post!! Te aseguro que cuando vaya a Zaragoza voy a seguir esta ruta sin dejarme nada!!

  4. ¡Menuda pinta tiene todo! Un post para recomendar a todo el mundo que vaya a Zaragoza. Desde luego se queda en mis favoritos para cuando vuelva. ¡Muy fan de la idea de Croquet Arte! Un besito 😊

    • ¡Muchas gracias, Elena! Estaba todo riquísimo pero lo de Croquet Arte me pareció un concepto muy chulo y por eso quería compartirlo con vosotros. Si vas, ya me contarás qué te parece. ¡Un saludo! 🙂

  5. Me ha encantado tu post Silvia. Además como buena maña certifico cada uno de los sitios que has puesto. Añadiría a tu selección el bar Marly, un clásico donde los haya en el que podrás encontrar un gran surtido en fritos. Mis favoritos sin duda son los pimientos: El rojo relleno de escabeche y el verde relleno de carne. Un besico

    • ¡Gracias, Patricia! Como le decía a Alberto, me encanta que los maños opinéis. Y por supuesto, me apunto la sugerencia para la próxima vez, es un sitio que no conocí pero seguro que volveré a Zaragoza. ¡Un saludo!

  6. No había considerado Zaragoza como destino turístico hasta ahora. Has pintado una hermosa escena de la ciudad, desde ya la agrego a la agenda y reservo el apetito para ir a degustar esas croquetas.

    Gran post Silvia, un abrazo.

    • ¡Muchas gracias por comentar, César! Pues como escribía, es una ciudad que puedes visitar en un fin de semana y además comer todas estas cosas. A raíz de este post también me han recomendado Tragantua, Bar Marly y Meli Malo. Espero volver pronto para poder incluirlos. ¡Un saludo!

  7. Qué hambre por favor!
    Me encanta este post, me parece super completito para elegir una buena merendola en algún finde en Zaragoza. 😍
    Añado que a los bloggers que habláis de comida os amaría con locura si indicaseis si algún sitio de estos tan chulos tienen carta/platos sin gluten, sería un puntazo que todos pudiéramos disfrutarlos! 😂

    Un abrazo!!

    • Silvia Núñez

      18 enero, 2017 at 12:35

      ¡Muchas gracias por comentar, Irene! Pues mira, llevaba rondándome por la cabeza esa idea pero aún no me había puesto “en serio” con ello, así que tomo nota 😉 Decirte que en Croquet Arte las tienen sin gluten seguro. En el Bar Estudios estuvimos justo hablando de alergias con los camareros y nos dijeron que a petición del cliente tienen todos los componentes de los quesos, embutidos y platos con sus correspondientes alergias, así que quizá puede ayudarte… ¡Un abrazo!

  8. Conozco bien Zaragoza y has conseguido hacer un resumen de lo mejor de la ciudad, una buena escaleta para pasar un finde genial y comer muy bien. Gracias!

    • Silvia Núñez

      18 enero, 2017 at 12:36

      ¡Muchas gracias por comentar, Sandri! He intentado recopilar todo tipo de propuestas para que podáis elegir según el momento del día, así que me encanta que te haya gustado y lo encuentres de utilidad 😉 ¡Un saludo!

  9. Como siempre, un gustazo leerte Silvia! (Nunca mejor dicho)

    He tenido la suerte de ir en varias ocasiones a Zaragoza pero nunca he podido disfrutar de la gastronomía local. Pero tengo clarísimo que para la próxima vez tendré muy en cuenta tus recomendaciones.

    Yo que soy un amante de los quesos creo que mi primera opción será el bar Estudios, aunque también tengo debilidad por las croquetas… espero tener tiempo para todo!

    Lo que veo es que se me acumulan los planes por hacer, que envidia me das! Un abrazo.

    • Silvia Núñez

      24 enero, 2017 at 19:28

      Víctor, mil gracias por pasarte a comentar. ¡El gustazo es mío de que me leas siempre! Pues mira, lo bueno es que está todo muy cerca, no hemos andado más de diez o quince minutos entre unos y otros, así que si te organizas bien puedes ir a varios. De hecho, la ruta está hecha en dos fines de semana de sábado por la mañana a domingo por la tarde, así que en dos días puedes probar la mayoría. El de quesos está riquísimo y las croquetas de muerte. Me sería difícil recomendar uno por encima de otro… He intentado poner un poco de todo para que se adapte a todos los gustos. Así que ya sabes, anímate a volver y me cuentas cómo te ha ido. Un abrazo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*