Sevilla tiene un color especial. Ya lo decían Los del Río. Tengo la suerte de tener amigos allí, así que me he dejado caer por esta ciudad unas cuantas veces. En mi última visita decidí que era imprescindible que Gastroviaje contara con una guía de los bares y restaurantes que había tenido la oportunidad de disfrutar. Y es que he vuelto de Sevilla y de su gastronomía más enamorada que nunca. Así, como hice con Zaragoza, te presento mis descubrimientos para que puedas combinar tu viaje comiendo en los mejores locales. Desde una galería de arte que alberga un encantador café, pasando por una “galletería” artesanal, un brunch de lo más elaborado para acabar en una terraza con vistas desde donde disfrutar del mejor skyline de Sevilla. En total, más de quince propuestas para todos los gustos y ocasiones. Intentaré no decepcionarte. ¿Me sigues? 

Seguir leyendo