Cada vez que vuelvo de mi querido pueblo gallego me invade una morriña terrible. El síndrome postvacacional siempre es duro, pero cuando has pasado unos días en tierras gallegas, lo es todavía más. Por eso este verano me propuse encontrar una solución y busqué restaurantes gallegos en Madrid donde volver a Galicia aunque solamente fuera por unas horas. Conocía ya algunos pero, como es habitual, me apetecía probar algo nuevo. Fue así como el Restaurante Morgana y yo nos encontramos. Un descubrimiento lleno se sabor y detalles que, seguro, te va a conquistar 

 Restaurante Morgana

El Restaurante Morgana es un encantador lugar en el madrileño barrio de Chueca que te hará viajar a Galicia sin salir de la capital. Se trata de un espacio pequeñito, cuidado y bien decorado, apto tanto para una cena entre amigos como para sorprender a tu pareja. Con un carácter íntimo pero informal. Regentado por un equipo joven y emprendedor, por lo que encontrarás un aporte de ingredientes innovadores a la cocina tradicional gallega y un marcado toque vanguardista en sus preparaciones.

Comer en Chueca

Déjate seducir por su sugerente carta del Restaurante Morgana y verás que se trata de todo un descubrimiento que no querrás dejar escapar…

 ¿Qué ofrece? 

La carta es muy breve, aunque suficientemente variada para contentar a todos. Se compone de:

  • Cuatro entrantes
  • “Galicia en tres platos” con un trío de especialidades de la cocina gallega
  • Cuatro platos de granja gallega (carnes) 
  • Tres platos de lonja coruñesa (pescados)
  • Tres postres

🍽 ¿Qué comimos? 

A pesar de que la propuesta es muy corta, tuvimos algunas dudas sobre qué elegir. Todo se veía tan apetecible… Tras debatirlo un poco entre nosotros, escogimos uno de los componentes de “Galicia en tres platos”: la empanada gallega, que tenía esta pinta tan estupenda y lucía así de doradita:

Restaurante Morgana Madrid

Tras empezar a abrir boca con el primer plato, no fuimos capaces a resistirnos a probar su tortilla de Betanzos:

Comer tortilla de patatas en Madrid

El coruñés pueblo de Betanzos es, para muchos, la meca de esta especialidad de la gastronomía española. Lo que caracteriza a la tortilla de Betanzos es que está poco o casi nada cuajada. Y aunque parece sencillo, no lo es tanto. De hecho, documentándome para escribir esta parte, encontré como desde la Taberna Pedraza de Madrid la cocinera reconoce: “Es un plato muy complicado: el punto de fritura de la patata, la forma de batir los huevos, la cantidad de sal, el momento en que se echa… es una receta llena de trucos

Después de haber abierto boca con los dos platos anteriores, tomamos el excelente bonito de Burela en saam, papada de cerdo ibérico, ponzu y mango. Se comía prácticamente de un bocado, así que me quedé con ganas de repetir. Fue el plato que más me gustó, tanto por su presentación como por su sabor.

Gastronomía gallega en Chueca

Para acabar, y como en todo restaurante gallego que se precie, no podía faltar el pulpo. Eso sí, no se trataba de la preparación habitual y el Restaurante Morgana le dio una vuelta al clásico pulpo a feira, sirviéndolo con queso de tetilla y puré de kimchee. Delicioso resultado: un plato de siempre con el toque coreano del kimchee.

Comer en Madrid

En cuanto al postre, compartimos la torrija de brioche caramelizada, crema de arroz con leche y helado de mandarina (el que me conoce sabe de mi pasión por las torrijas y esta no me defraudó en absoluto)

Comer en Chueca

Todo ello lo bañamos con un rico albariño: Canicas 2016 (Rías Baixas). La verdad es que maridó estupendamente con nuestra comanda.

Bueno y, ¿cómo están los precios? El ticket medio de está entorno a los 20-25 euros por persona. Además, te detallo el precio de algunos de los platos: bonito de Burela en saam, papada de cerdo ibérico, ponzu y mango a 9.50 euros; empanada artesana a 7 euros; tortilla de Betanzos a 6 euros; croquetas a 6.50 euros; pulpo con queso de tetilla y puré de kimchee a 15 euros; platos de carne entre 12 y 18 euros; postres a 4.50 euros.

📌 ¿Dónde está?

📌 Calle de Augusto Figueroa, 33

Como ves, está ubicado en pleno barrio de Chueca, siendo muy fácil llegar en transporte público. Muy cerca de allí, y para completar el día, tienes varias opciones: el animado Mercado de San Antón, el estupendo patio interior de la Tita Rivera, el Mercado de San Ildefonso al más puro estilo street food o una rica merienda en Cripeka.

⏲ Horario

El Restaurante Morgana es una magnífica opción tanto para comer como para cenar, ya que está abierto de martes a domingo de 14:00 a 15:30 horas y de 21:00 a 23:30 horas. Los lunes permanece cerrado.

 

Y ahora sí, me despido no sin antes darte las gracias por haberme acompañado en otro descubrimiento gastronómico. Como siempre, déjame en comentarios tu opinión si has estado o si, tras leer este post, te ha picado curiosidad y te apetece conocerlo