Rocambolesc: helados con vistas a Madrid

Cada vez más tomamos helados fuera de la temporada de verano, y más si la elaboración y el entorno lo merecen. Es el caso de la heladería Rocambolesc, en el barrio madrileño de Serrano. La primera visita que hice aquí fue del verano pasado, pero como mantenía un gran recuerdo de ella, me decidí a volver este mes para contarte todas las novedades que he encontrado. Y no te preocupes si piensas que vas a tener frío: en su terraza semicubierta tienes mantas en cada silla para poder abrigarte. Además, no solamente ofrecen helados, puedes tomarte un café calentito o una propuesta muy original: el panet, un “helado caliente”. Si no sabes de qué te hablo pero te ha entrado la curiosidad de probarlo, no te pierdas este post donde te lo cuento todo. 

Rocambolesc se ubica en la séptima planta de El Corte Inglés de Serrano, en la parte llamada Gourmet Experience. Al lado se encuentran otros dos referentes gastronómicos: Streetxo de David Muñoz y Cascabel de Roberto Ruiz.

Rocambolesc, que pone la nota dulce a este rincón, viene de la mano de Jordi Roca, de los Hermanos Roca. Considerando que son los propietarios del Celler de Can Roca de Gerona, el mejor restaurante del mundo en 2015, la visita prometía bastante.

Lo que te presento a continuación es más asequible que lo anterior pero mantiene el mismo sello de calidad y genialidad que acompaña a esta familia catalana.

El local en sí es un original carrito de helados que actúa como barra para realizar tu pedido. Las mesas, simulan engranajes de maquinaria. El espacio interior es algo reducido, pero como te prometía, este artículo incluye una terraza con vistas así que… ¡Sigue leyendo!

🍦 Heladería de autor

Las bases de los helados son seis, desde las más tradicionales a las más atrevidas:

  • Yogur
  • Manzana al horno.
  • Chocolate
  • Sorbete de coco con violeta.
  • Sorbete de calabaza y mandarina
  • Panettone. El sexto sabor varía según la temporada. Éste es el que encontrarás en invierno.

Tras elegir la base, el personal te sugiere los mejores toppings con los que “diseñar” tu helado al gusto: galleta, bizcocho de zanahoria, siropes variados, nubes de azúcar…

En mi segunda visita pedimos dos helados diferentes:

El primero, con base de helado de yogur, confitura de guayaba, roca de miel y una nube de algodón de azúcar que le confería un aspecto muy llamativo y original.

Helados en Serrano

El segundo, con base de helado de sorbete de calabaza y mandarina, un trozo de bizcocho de zanahoria, nube de violeta nougat de pipas.

Los mejores helados de Madrid

Si eres más friolero, también podrás tomar un café o un panet. Este último consiste en un brioche cortado por la mitad y relleno del helado que tú escojas. Después, te añaden toppings al gusto, lo tapan de nuevo con la otra mitad y lo introducen en una especie de plancha que compacta las dos mitades y te lo sirven recién hecho a modo sandwich. Caliente por fuera y frío por dentro. Original, ¿verdad? Pues además está delicioso y apto para los más golosos 😉

Pero sin duda, el punto a favor definitivo es su terraza semicubierta con excelentes vistas. Ésta se comparte con los locales antes citados y desde ella obtendrás inmejorables, sobretodo si lo visitas cuando empieza a caer el sol. En invierno, colocan unas mantas en las sillas para que puedas abrigarte y seguir disfrutando de la terraza incluso en invierno.

Heladería Rocambolesc

Ya sabes, aquí tienes un plan muy asequible que te ayudará a combatir los calurosos meses de verano, y también para disfrutar de un plan relajado en su terraza.

Espero que te guste este post y que visites el local muy pronto. Y como siempre, no olvides de contarme la combinación que has escogido, así para la siguiente vez iré recomendada. ¡Hasta muy pronto!

4 Comentarios

  1. Tengo muchas ganas de ir a conocer esa terraza acompañada de uno de esos fabulosos helados!!He oído hablar muy bien del sitio y al leer tu post me han entrado más ganas aún de ir! A ver si llega el buen tiempo de nuevo!!:) Gracias por la recomendación, seguiré atenta al blog!:D

    • ¡Muchas gracias por tu comentario, Kris! Es un sitio muy chulo para tomarte un buen helado y disfrutar de las vistas. Igualmente, ponen unas mantas en la terraza para que puedas abrigarte, y su helado caliente también es a considerar, por si no puedes esperar 😉 Me alegra que te haya gustado, ¡un saludo!

  2. Maravillosas fotos, artículo y lugar. Dan ganas de teletransportarse directamente allí en un atardecer en compañía de un helado de coco con violeta 🙂 . Cuanto más te leo más me apasiona!!

    • ¡Muchas gracias por tus palabras, Raquel! Me alegro que te guste 🙂 La verdad que las vistas son muy bonitas, y si son acompañadas de uno de estos helados, mejor que mejor. Si te pasas por Madrid, ¡te llevo! ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*