Empiezo el año con fuerza para hablarte de una ciudad que suele pasar desapercibida para muchos: Vitoria. Y es que la capital alavesa nada tiene que envidiar a sus vecinas Bilbao o San Sebastián. A la par que disfrutas de sus calles e interactuas con su gente, esta ruta gastronómica te ayudará a llenar el estómago con auténticas delicias de la cocina vasca. Espero que cuando acabes de leer este post tengas un buen número de razones para hacer la maleta y poner rumbo al Norte. Prepárate a disfrutar y como dirían allí… ¡on egin! (o sea, buen provecho)

📅 Un fin de semana en Vitoria

Vitoria es una de esas ciudades que tanto me gustan por ser ideal para visitar en un fin de semana. Es lo suficientemente atractiva para pasar más de una noche, pero su tamaño hará que puedas recorrerla a pie, sin tener que coger otro tipo de transporte. Además, está conectada con varias ciudades españolas y desde la estación a la zona centro hay un paseo que no supera los veinte minutos.

Vitoria tiene un Casco Medieval que se desarrolla en forma de almendra. Está formado por callecitas, caseríos y edificios históricos de gran valor arquitectónico. Entre ellos, podríamos destacar la Catedral de Santa María, la Plaza de La Virgen Blanca y la Plaza Mayor. La Plaza de los Fueros, la Plaza del Machete y Los Arquillos también merecen una visita

Además, en el año 2012 fue declarada Capital Verde, lo que hará que puedas perderte por los diferentes parques o pasear por el Anillo Verde que rodea la ciudad, pudiendo recorrerlo en bicicleta o caminando

Vitoria es también una ciudad muy rica en Street Art. Si sigues las aventuras de Gastroviaje en Instagram sabrás que el arte urbano es algo que me vuelve loca. Como muestra, te dejo algunas imágenes de las obras que más me gustaron:

DSC_0055

🍳 ¿Dónde comer en Vitoria?

Pero el verdadero motivo de este artículo es mostrarte un recorrido por los bares, tabernas y restaurantes que harán que tu fin de semana sea aún más completo, y es que Vitoria tiene una oferta gastronómica variada y exquisita que no te deja indiferente. ¡Empezamos!

🍴 Toloño

 San Frantzisco Kalea, 3

El Toloño es, sin duda, nuestro bar favorito de Vitoria. Siempre está lleno, y aunque al principio te costará un poco hacerte hueco entre tanta gente, en el momento en el que te sirvan el primer bocado se te olvidará que estás comiendo en un local abarrotado. Para nosotras es una apuesta segura y con producto de calidad.

En nuestra visita tomamos dos rondas de comida y bebida, por lo que puedo recomendarte pintxos como el huevo trufado (3 euros), el ravioli de foie con trufa negra (3.60 euros), el risotto de hongos (3 euros), el foie a la plancha (3.60 euros) o el bacalao confitado o gratinado (3.60 euros). No pude tomar fotos de todos (¡se enfriaba la comida!), pero con estas seguro que puedes hacerte una idea de la oferta de este clásico alavés:

DSC_0067

Aún así, nos quedaron otras opciones interesantes que nos hubiera encantado probar, como el chipirón a la plancha, la morcilla de Las Landas o los callos y morros “a mi manera”. Y si quieres algo más ligero, siempre puedes escoger entre la gran variedad de pintxos que tienen dispuestos en la barra.

🍴 Bar Idoia

 Aiztogile Kalea, 25

Esta taberna es otro de los clásicos de Vitoria y es famosa por sus croquetas, disponibles hasta en tres sabores. Nosotras nos acercamos ya entrada la media noche, con el fin de tomar unas copas de vino y confirmar si la fama de sus croquetas era merecida. Escogimos dos croquetas de jamón y dos de setas y estaban realmente ricas.

Croquetas en Vitoria

El Bar Idoia es un local bonito y lleno de detalles. En este caso, que sea pequeñito es un plus, ya que lo convierte en un espacio muy acogedor

Tomar vinos en Vitoria

🍴 Dazz

 Aiztogile Kalea, 60

En Dazz puedes encontrar, sobre todo, muchos pintxos en barra entre los que elegir. En esta ocasión me decanté por uno de los pescados que más me gustan: el salmón, que sirven aderezado con aceite de oliva y soja. Aunque pueda parecer algo muy simple, no le hacía falta nada más. El salmón estaba realmente rico y jugoso, así que me pareció un bocado perfecto.

De pintxos por Vitoria

El ambiente del local es muy bueno y cuenta con algunas mesas largas en la calle, donde puedes sentarte a compartir un buen rato en una de las calles de tapeo más populares de Vitoria.

🍴 Txapelarri Taberna

 Aiztogile Kalea, 83

Situada en la misma calle que el anterior,  este bar cuenta con unas impresionantes tortillas rellenas a precios escandalosamente baratos. Para que te hagas una idea: por tres bebidas y dos pintxos de tortilla pagamos 8 euros, siendo unas raciones muy generosas.

Tengo que reconocer que la elección no fue fácil, pero al final recurrimos a lo que nos entró más por los ojos, que fue la tortilla rellena de verduras:

Bares en Vitoria

Y la increíble tortilla boloñesa:

Tortillas de patata España

Como además se trata de un lugar muy auténtico donde sumergirse de lleno en la cultura vasca, te recomiendo que te quedes un ratito más y pruebes sus croquetas, enormes y riquísimas.

🍴 La Malquerida

 Correría Kalea, 10

Cuando llegamos a La Malquerida ya teníamos el estómago prácticamente lleno, pero no pudimos resistirnos a pedir algo de comer que acompañara a nuestras bebidas. El local nos lo habían recomendado ya varias personas, por lo que no quisimos irnos sin probar alguno de sus platos.

Empezamos por el risotto con queso parmesano: 

Bares en Vitoria, La Malquerida Vitoria

Y continuamos con las carrilleras con puré de patata, que estaban muy tiernas:

La Malquerida Vitoria

Y aunque nosotras no pudimos probarla, es obligatorio decirte que presumen de tener una de las mejores tortillas de patata de la ciudad.

🍴 Sagartoki

 El Prado Kalea, 18

Sagartoki es sinónimo de huevo frito con patatas, lo que es, indiscutiblemente, su especialidad. Al principio imaginábamos la típica presentación que cocinaría en casa cualquiera de nosotros, así que nos llevamos una sorpresa cuando vimos que nuestra comanda venía de esta forma:

Comer en Vitoria

La explosión de sabores en la boca es brutal. Para comerlo, simplemente déjalo enfriar un minuto y tómalo de un sólo bocado.

Como en todos los locales anteriores, el ambiente es muy bueno, pero en este merece especialmente la pena entrar al restaurante, decorado con mucho gusto y, por lo que parece, recientemente remodelado. No obstante, nosotras nos sentamos en la barra y estuvimos muy a gusto, pero nos escapamos a echarle un vistazo a esa parte.

🍴 Txinbo Ardotegia

 Aiztogile Kalea, 57

Lo más destacable es que son ellos mismos los que elaboran el pan y lo sirven en forma de mini hamburguesas, pizzas pequeñas, bocadillitos… Y es que en los tiempos que corren, sobre todo en las ciudades, se agradece hincarle el diente a una buena miga de pan.

Dónde tomar algo en Vitoria

🍴 Restaurante Kaskagorri

 Plaza del Machete, 6

Es la opción ideal si lo que quieres es comer sentado, ya que en la mayoría de los bares anteriores lo harás en la barra. Y es que sería delito marcharse del País Vasco sin probar un buen chuletón.

Como te decía antes, ya nos habían recomendado algunos lugares y Kaskagorri se encontraba en la lista. Este restaurante ofrece tanto menús de grupo como servicio a la carta. Lo que verás ahora te abrirá el apetito aún más…

Empezamos por un plato frío, el bloque de foie:

Restaurantes en Vitoria

Para ir entrando en calor con unos boletus con yema:

Restaurante Kaskagorri, Vitoria

Y seguir con el verdadero motivo de nuestra visita: el txuletón:

Comer un buen txuletón en Vitoria

No te olvides de dejar hueco para los postres y probar el “biscuit glacé” de Goxua, un helado artesano inspirado en este tradicional postre alavés. Si nos remontamos al origen de la palabra, goxua en euskera significa “dulce, rico”. ¿Hace falta que diga algo más? Este capricho se presenta en tres capas: una de nata montada, otra de bizcocho “emborrachado” y otra de crema pastelera. Como colofón final, en la superficie se espolvorea azúcar que se quema con un soplete

Si has estado en cualquiera de estos lugares, quieres añadir alguna recomendación más a la lista o simplemente tienes algo que contarnos, siéntete libre de hacerlo en comentarios. Me encantaría tener en cuenta otras opciones ya que, de bien seguro, Vitoria es una ciudad a la que volveré muy pronto a perderme por sus calles, a degustar cosas nuevas y a disfrutar del Norte como me gusta hacer siempre que tengo ocasión