Hace unas semanas tuve la oportunidad de cenar en el Restaurante Dans Le Noir, situado en pleno Barrio de El Born de Barcelona. Me pareció un concepto muy curioso: un restaurante donde se cena a oscuras y los camareros son personas invidentes. En este post, quiero narrar nuestra experiencia en una noche en la que, privados de la vista, tuvimos que tocar, oler y poner a prueba el resto de los sentidos. Una experiencia sensorial, humana y sorprendente que, sin duda, recordaremos durante mucho tiempo. Gastroviaje no ha querido dejar pasar la oportunidad de contártelo para que tengas una idea de lo que significó esta visita y, porqué no, te animes a descubrirlo tú mismo.

Seguir leyendo