En los últimos años, los mercados gastronómicos han venido pisando fuerte para implantarse en nuestras calles. Barcelona, Córdoba, Madrid, Sevilla, Zaragoza y muchas otras ciudades ya cuentan con ellos como reclamo turístico. Sin duda, se trata de una tendencia que ha venido para quedarse. Y es que han pasado de ser puntos de venta para convertirse en consolidados espacios de ocio que cada vez ganan más adeptos. En esta entrada, te presento uno de mis favoritos de la capital: el Mercado de San Ildefonso de Malasaña.

Seguir leyendo