Ruta en coche para descubrir Asturias en 5 días

Como lector de mi blog, sabrás que soy una gran amante del Norte de España. Así que, como no podía ser de otra manera, este post va dedicado a una de las zonas que más me gustan: Asturias. Un lugar donde disfrutar de paisaje, playas, cultura, gastronomía y deporte. En este artículo te presento una ruta que podrás hacer en coche visitando populares pueblos asturianos como Luarca o Cudillero, pero también rincones menos conocidos. Un conjunto de propuestas que harán de tu viaje a Asturias toda una experiencia. Preparárate para conocer la tierrina. Intentaré sorprenderte. ¿Te animas a acompañarme?

💼 Prepara tu viaje

El recorrido que te propongo empieza un lunes por la mañana saliendo de Bilbao y volviendo un viernes después de comer. Nosotros organizamos los días de la siguiente manera:

Día 1 | Bilbao – Llanes – Sobrepiedra

Día 2 | Descenso del Sella – Ribadesella

Día 3 | La Ruta de Pepín – Lastres – Cueli

Día 4 | Tazones – Playa del Silencio – Emita de la Regalina – Luarca – Cudillero

Día 5 | Cangas de Onís – Bilbao

En total, cinco días y cuatro noches. En cuanto al alojamiento, reservamos dos casas rurales diferentes para estar más próximos a los pueblos que queríamos visitar: el primero en Cangas de Onís y el segundo en Villaviciosa.

Fueron días bastante ajetreados, pero también pudimos relajarnos y sentarnos tranquilamente a disfrutar de la gastronomía asturiana, admirando todos y cada uno de los paisajes que aparecían a nuestro paso.

📅 Día 1 | Bilbao – Llanes – Sobrepiedra

📌 Llanes

Llanes es una villa de la costa asturiana con un rico Patrimonio Artístico en iglesias, casonas, palacios y casas de indianos. Un pueblo turístico muy animado en las noches de verano, además de seguir siendo un puerto de pesca activo. Sus playas y acantilados, los Cubos de la Memoriael espectacular Paseo de San Pedro y la gran oferta gastronómica que ofrece hacen que sea una visita imprescindible entre los pueblos de Asturias.

Salimos de Bilbao en coche un lunes por la mañana para realizar la primera parada de nuestra ruta: Llanes. A algo menos de doscientos kilómetros encontraríamos el primero de los mágicos pueblos que visitaríamos en la semana que teníamos por delante.

Aparcamos a las afueras del pueblo y empezamos por el Puerto Deportivo y el Conjunto Histórico, donde recorrimos sus callejuelas y contemplar las cuidadas fachadas de la ciudad, así como el resto de monumentos.

Nos gustó tanto el paseo que cuando nos dimos cuenta ya era la hora de comer. Paramos en uno de los numerosos restaurantes de la villa, pues como te decía al inicio, hay muchísimas sidrerías y restaurantes.

Ya con el estómago lleno, paseamos por el puerto hasta llegar a los Cubos de la Memoria, uno de los iconos más característicos de Llanes creado por el escultor vasco Agustín Ibarrola. La obra consiste en pintar con diversos motivos y colores los bloques de hormigón que protegen el puerto de la villa.

Visitar Llanes

Después, caminamos hasta el Paseo de San Pedro, una larga explanada en las alturas que transcurre entre playas y acantilados y que te proporciona una gran panorámica de la costa asturiana. Indudablemente, subir hasta allí merece la pena.

Llanes acantilados

Transcurrido el día y pasada la media tarde, volvimos a coger el coche y pusimos rumbo a Parres, un pueblo muy próximo a Cangas de Onís donde habíamos reservado una habitación en la que pasaríamos las dos primeras noches. Esta vez el trayecto era más corto y en menos de una hora llegamos a nuestro destino.

Al final del artículo, te cuento todo sobre los alojamientos escogidos y sus tarifas, para que puedas planear el presupuesto de tu viaje.

📅 Día 2 | Descenso del Sella – Ribadesella

Nos levantamos en la Casona de Sobrepiedra y tras tomar un rico y abundante desayuno, nos pusimos en marcha hacía Cangas de Onís, donde comenzaba el Descenso del Sella.

📌 Descenso del Sella

La experiencia de realizar el descenso es increíble. No hace falta que seas un gran deportista ni que estés especialmente en forma, sólo necesitas ganas de remar. El descenso íntegro tiene una longitud de catorce kilómetros y se realiza en cuatro horas, pero puedes llamar a la empresa para que te recoja en algunos puntos previos al final así que ¿por qué no intentarlo?

Hay numerosas empresas de deportes de aventura con las que contratar esta actividad. Nosotros optamos por Aensella. En general, las tarifas son muy similares y están alrededor de los 25 euros por persona, aunque si reservas con antelación o encuentras alguna oferta, puedes llegar a pagar algo menos.

El procedimiento es el siguiente: llegas a su oficina, te dan unas instrucciones básicas y el equipamiento (chaleco salvavidas, remos y una bombona de plástico para guardar tus cosas). Cuando acabas el descenso, contactas con ellos por teléfono y vienen a recogerte, llevándote de vuelta para coger tus cosas de la taquilla e incluso, darte una buena ducha.

Si eres un intrépido piragüista, puedes alquilar una piragua individual. Sino, puedes hacerlo con uno o dos acompañantes. En este caso, optamos por una piragua para dos personas, para turnarnos y que no resultara tan pesado. Además, en la ribera del río vas encontrando pequeñas áreas recreativas donde comer algo o tomar un refresco, para que el trayecto sea más ameno.

Descenso del Sella en Asturias

Tras este tiempo acabamos la actividad, bastante cansados pero muy contentos. Volvimos a nuestro hotel para ducharnos y pusimos rumbo al siguiente pueblo: Ribadesella, que encontraríamos a media hora en coche.

📌 Ribadesella

Ribadesella sigue conservando su espíritu marinero en cada rincón. Muestra de ello es la Ruta Histórica del Puerto, donde encontrarás seis paneles de cerámica que explican la historia del puerto y que son obra del dibujante Antonio Mingote. El Paseo Marítimo y su bonito Centro Histórico pondrán la guinda final a tu visita.

Éste es otro de los preciosos pueblos asturianos que no te puedes perder. Ribadesella puede recorrerse a pie en más o menos una tarde, aunque lo ideal sería que pudieras pasar un día entero para verlo con más calma.

Visitar pueblos de la costa de Asturias

También te recomiendo que te desplaces en coche hasta el Área Recreativa de Ardines, desde donde obtendrás una increíble vista sobre el norte de Ribadesella, la bahía, la desembocadura del Sella, la Ermita de Guía, la Playa de Santa Marina y el faro. Rodeado de eucaliptos, podrás utilizar alguna de sus barbacoas y hacer tu propia comida mientras disfrutas de tan espectacular entorno.

Ribadesella Asturias

Al acabar nuestro paseo, cenamos el más grande de los cachopos de todo el viaje. Aunque después de varias horas remando nos lo merecíamos, ¿no crees? Más adelante te cuento dónde para que no pierdas la oportunidad.

Finalmente, volvimos al coche para dirigirnos a Parres y descansar después un día agotador.

📅 Día 3 | La Ruta de Pepín – Lastres – Villaviciosa

Podría decirse que el tercer día fue, sin duda, uno de los más especiales. No por el número de pueblos que visitamos, sino por la gran cantidad de cosas que aprendimos.

📌 La Ruta de Pepín

La Ruta de Pepín tiene lugar en Sirviella, en el municipio de Onís. Un paseo cultural y gastronómico de la mano de un auténtico asturiano que te da a conocer todos los secretos de la tierra y te explica un sinfín de curiosidades de Asturias. La mañana acaba con una degustación de sidra y una comida a base de productos locales. Una experiencia divertida y diferente para conocer la tradición y cultura asturiana desde otro punto de vista.

Sirviella Asturias

La Ruta de Pepín se divide en cinco fases:

  1. Paseo por Sirviella, descubriendo el pueblo, sus paisajes y su vegetación, la ganadería asturiana y su arquitectura popular (hórreos y paneras).
  2. Cuando acaba el paseo te diriges a La Casería, una construcción típica asturiana y el lugar donde vive Pepín y donde se realizan el resto de actividades.
  3. Cata de sidra casera que él mismo elabora. Da pinceladas a la historia de esta bebida y a su proceso de fabricación, además de mostrarte cómo escanciarla. El espacio donde tiene lugar la tercera fase, recibe el nombre de llagar.
  4. Visita a la huerta y a la cuadra, con animales de razas autóctonas. También podrás ver la recreación del interior de una cabaña de pastores donde tradicionalmente se elabora el queso Gamonéu de los Picos de Europa y aproximarte a este oficio.
  5. La visita acaba con una rica comida a base de tapas, que son:
  • Ensalada con productos de la huerta.
  • Tortilla de patata con huevos de corral. ¡Auténtica y deliciosa!
  • Tortos de maíz.
  • Chorizo a la sidra.
  • Sidra de la casa. Esta fue una de las partes más sorprendentes, ya que la sidra que degustas nada tiene que ver con la que puedes comprar embotellada en cualquier tienda.

Asturias en verano

Además de lo que te he contado, lo que más me gustó es que la visita se realiza en grupo, lo que te brinda la oportunidad de conocer a más personas con intereses parecidos a los tuyos y compartir un momento con ellos. En mi opinión, es algo absolutamente recomendable, sobretodo si vas con niños, que son los que más disfrutan corriendo entre animales y jugando en el campo.

En cuanto a las tarifas, son 22 euros para adultos y 13 euros para niños. Un precio, creemos, más que ajustado si consideras que sales de allí comido.

Tras esta experiencia, continuamos hasta el siguiente pueblo: Lastres.

📌 Lastres

La villa marinera de Lastres, premio Príncipe de Asturias a Pueblo Ejemplar, es una de la más fotografiadas por turistas de todas partes. Su fama creció aún más después de que se rodara la famosa serie de televisión Doctor Mateo. Los lastrinos supieron explotar bien este recurso, llegando a organizar una ruta para visitar los distintos escenarios.

Si eras un fiel seguidor tendrás un aliciente añadido, porque seguramente te apetezca conocer los lugares donde grababan las escenas de esta serie española tan popular. Pero aunque no hayas visto ni un capítulo, seguro que este pueblo te va a encantar: calles empedradas, numerosas escalinatas, el puerto, la Iglesia de Santa María de Sábada, la Torre del Reloj, el Barrio de los Balleneros y una disposición imposible forman la villa de Lastres.

Si completas la tarde subiendo al Mirador de San Roque, situado en la parte alta del pueblo, podrás admirar una panorámica llena de color. Desde allí, verás las playas de La Griega, La Isla y la Sierra del Sueve, e incluso, en días despejados, los Picos de Europa.

Lastres Asturias

Nosotros tuvimos la mala suerte de contar con un día de fuerte niebla. Como era un lugar que ya habíamos visitado en otras ocasiones, decidimos que lo mejor era volver a casa y descansar para el día siguiente, que prometía completo.

📌 Villaviciosa

Villaviciosa tiene un gran repertorio de obras románicas y prerrománicas entre las que destacan el conjunto arquitectónico formado por San Salvador de Valdediós (El Conventín), la iglesia de Santa María y el convento monacal que los acompaña. Además de este conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, encontrarás otros edificios declarados Monumento Nacional: San Salvador de Priesca, Santa María de la Anunciación, Iglesia de San Salvador de Fuentes e Iglesia de San Andrés y Santa María de Lugás.

Y aunque habíamos pensado en descansar, no pudimos resistirnos a alargar un poco más el día, y dado que Villaviciosa estaba a pocos kilómetros de nuestro alojamiento, hicimos una pequeña parada para comprar algunos regalos.

Villaviciosa también conserva un tramo de la antigua muralla medieval. Sus calles, limpias y cuidadas, te sorprenderán también con estampas como esta:

Villaviciosa Asturias

Al acabar este agradable paseo por el Casco Histórico y hacer algunas compras, pusimos rumbo definitivo a Cueli, el pueblecito donde nos alojábamos, para preparar la cena y reponer fuerzas hasta el día siguiente.

📅 Día 4 | Tazones – Playa del Silencio – Ermita de la Regalina – Luarca – Cudillero

📌 Tazones

Tazones es otro de los preciosos puertos pesqueros que encontramos en la costa de Asturias. En el pasado, fue un puerto ballenero muy importante y actualmente es muy conocido por ser un pueblo que ha sabido conservar su encanto. Además, ofrece una gran oferta gastronómica basada en pescados y mariscos. Sus casas y callejuelas que desembocan en el puerto le confieren un aspecto muy colorido.

El primer destino de nuestro cuarto día de ruta fue Tazones, situado a dieciocho kilómetros de Cueli. Una visita muy recomendable que podrás realizar en un par de horas debido a su reducida superficie. Merece la pena perderse por las calles del pequeño Conjunto Histórico sin pasar por alto ningún detalle.

Los barrios de San Miguel y San Roque están declarados Conjunto Histórico Artístico. En este último, se encuentra una construcción muy original: La Casa de las Conchas, que se caracteriza por tener la fachada absolutamente cubierta de conchas.

La festividad más importante es la recreación de El Desembarco de Carlos V que tiene lugar a partir de cada 27 de Agosto. El evento, declarado Fiesta de Interés Turístico Regional, alcanza ya su trigésimo sexta edición. Durante esos días se organizan talleres, desfiles, luchas de caballeros, juegos infantiles, visitas teatralizadas… todo acompañado de conciertos y música en directo al que por supuesto, no faltan los litros de sidra. Nosotros fuimos unas semanas antes, pero si puedes hacer coincidir tu viaje con esta fecha, tendrás la oportunidad de viajar al pasado y disfrutar de una tradición muy valorada.

Como te contaba líneas atrás, Tazones puede visitarse en unas horas. Así, a media mañana ya estábamos en marcha para las siguientes paradas: la Playa del Silencio y a escasos veinte minutos de ella, la Ermita de la Regalina.

📌 Playa del Silencio

La Playa del Silencio, perteneciente a Cudillero, es un lugar en el que parece que se ha detenido el tiempo. Si tienes oportunidad de visitarla, entenderás porqué recibe este nombre. Es un paraje prácticamente virgen, aunque cada vez recibe a más turistas deseosos por contemplar su belleza. La playa no dispone de ningún servicio y quizá ese es el motivo por el cual se conserva en tan buen estado. Deja el coche en el aparcamiento de la parte superior y date un tranquilo y relajado paseo hasta tocar el mar.

Playa del Silencios Asturias

📌 Emita de la Regalina

Cuenta la leyenda que la Ermita de la Regalina, en Cadavedo, fue construida en ese lugar con el objetivo de que atrajera a los creyentes, para que rezaran a la Virgen. Así, se construyo sobre el promontorio de la Regalina. Y lo cierto es que consiguió su propósito, aunque en la actualidad se congreguen en este mirador devotos y otros que no lo son tanto. Se trata de una parada imprescindible si quieres deleitarte con una gran panorámica de la Costa Occidental de Asturias y disfrutar de un paisaje teñido de verde y azul.

Costa de Asturias

📌 Luarca

Luarca está repleta de lugares que visitar: parques, casas de indianos, el puerto, la atalaya y el cementerio, el faro… De hecho, lo ideal es dedicarle todo un día para no perderte nada. Además de su buena ubicación, es un pueblo con una gran oferta gastronómica, comercial y de ocio, lo que lo convierte un buen punto de partida si quieres visitar la parte más occidental de Asturias.

Continuamos la ruta hasta Luarca, donde llegamos en unos veinte minutos en coche a punto para empezar nuestra visita. Lo primero que hicimos fue acceder a la Atalaya, en la parte más elevada del pueblo. Su situación en lo alto, garantiza una preciosa vista. Juntamente con el faro y el Cementerio de Luarca, componen una estampa inigualable. Este cementerio, conocido también como Cementerio Musulmán, presenta una peculiar estructura y presume de ser el lugar donde se enterró al célebre científico asturiano Severo Ochoa.

Turismo Asturias

Para terminar, no te vayas sin pasear por el Casco Histórico y el puerto, donde descubrirás la parte más animada de la villa, con un sinfín de locales y terrazas.

Y si Luarca te ha sorprendido, espera a ver el pueblo que viene a continuación…

📌 Cudillero

Cudillero es uno de esos pueblos que no necesita presentación. Aunque no hayas pisado Asturias seguro que has oído hablar de él. Y es que con el transcurso de los años, su belleza no ha pasado inadvertida para nadie, hasta el punto de convertirse en uno de los pueblos más turísticos de Asturias. Iglesias, plazas, calles estrechas, coloridas casas… todo dispuesto de una forma tan especial que lo convierte en una visita imprescindible. Aprovecha para subir a la Atalaya y al faro para verlo desde las alturas y conseguir así una vista privilegiada. 

La primera vez que visité Cudillero tenía a penas doce años. Me gustó tanto que a pesar de que haya estado mil veces, siempre intento volver. Aunque sea solamente para bajar del coche, mirar las casas desde el puerto y tomar algo en su animada plaza. Un anfiteatro de colores espera al visitante para sorprenderle con platos de mar y, como no, unos culines de sidra.

Dada la cantidad de pueblos y kilómetros a nuestras espaldas, no pudimos dedicarle toda la atención que merecía. Así que, si me lo permites, acepta una recomendación e intenta acudir sin prisa para recorrerlo de arriba a abajo y  disfrutar de un lugar que parece sacado de una postal. 

Tras este largo día, nos esperaba una hora en coche para volver a casa. Estábamos realmente cansados, pero con la sensación de haber aprovechado un bonito y soleado día de esos que te regala Asturias.

 

📅 Día 5 | Cangas de Onís

El quinto y último día en Asturias fue más relajado. Nos lo tomamos con más calma que en jornadas anteriores y nos levantamos para desayunar y preparar las maletas de vuelta a casa. Teníamos planeado comer en Peruyes, una aldea próxima a Cangas de Onís donde habíamos reservado en un restaurantes que nos habían recomendado.

Antes de irnos, estuvimos dando una vuelta por Cueli, la aldea que nos había acogido las dos noches anteriores. No era un punto de especial interés turístico, pero nos encantaba estar rodeados de montañas, hórreos y animales.

Ya con el equipaje cargado en el coche, aprovechamos para acercarnos al Hotel Mirador de Moriyón, un lugar fabuloso desde el que contemplar unas vistas inigualables sobre la Ría de Villaviciosa. No es necesario que entres al mismo establecimiento, ya que desde el aparcamiento podrás tomar algunas instantáneas que llevarte de recuerdo.

Ría de Villaviciosa Asturias

 📌 Cangas de Onís

Cangas de Onís es un pueblo de interior, pero esto no le resta belleza. Encontrarás en él un impresionante Puente Romano con la Cruz de la Victoria colgante, iglesias, diversas casonas y calles empedradas. Además, su situación estratégica lo convierten en punto de partida perfecto para visitar Covadonga y los Picos de Europa. Y si te gusta practicar deporte, éste es tu sitio: quads, rutas a caballo, circuitos multiaventura, alquiler de canoas…

Llegamos después de comer, aparcando nuestro coche a las afueras. En verano, Cangas de Onís se convierte en un hervidero de turistas, por lo que puede resultar complicado encontrar aparcamiento en el mismo centro. Cruzamos el Puente Romano, todo un símbolo de Asturias que se ha declarado Monumento Histórico Artístico y que cada año es fotografiado por miles de turistas.

Ruta en coche por Asturias

Nos perdimos por las calles del Centro Histórico dejándonos llevar por el encanto de sus edificios y fachadas hasta que llegó la hora de retomar el viaje de vuelta a Bilbao.

Nuestro viaje ya acababa, pero lo importante es que habíamos pasado cinco estupendos días conociendo en profundidad una Asturias que nunca defrauda.

🏠 ¿Dónde dormir en Asturias?

En Asturias hay múltiples opciones de alojamiento. Nosotros nos decantamos por alojamientos rurales ya que es una de nuestras modalidades preferidas. Así nos aseguramos la calma que tanto andamos buscando después de todo un año en la gran ciudad. Nuestras recomendaciones en este viaje son:

CANGAS DE ONÍS | La Casona de Sobrepiedra – Sobrepiedra, 9 – Parres (Sobrepiedra). Situada a cuatro kilómetros de Cangas de Onís, es una excelente opción de alojamiento. Habitaciones muy cómodas y equipadas. El propietario, Juan, fue muy atento a todas nuestras peticiones. El entorno es precioso y muy tranquilo y la casa está cuidada hasta el más mínimo detalle. El desayuno, variado y muy rico, se sirve en un pequeño comedor con vistas al jardín. La tarifa para Temporada Alta es de 70 euros por noche en habitación doble en régimen de alojamiento y desayuno.

Dónde dormir en Asturias

VILLAVICIOSA | Les Cases de Walianuño – Cueli (Villaviciosa). El alojamiento es muy confortable y dispone de zonas comunes para el uso de los huéspedes, lo que lo hace muy práctico para cocinar tu propia comida. No obstante, la carretera de acceso era bastante complicada. Aunque esto te asegura una tranquilidad total, hace los desplazamientos más largos, sobretodo cuando vuelves caída la noche. En esta casa los precios en Temporada Alta son de 66 euros por noche en habitación doble en régimen de sólo alojamiento.

Alojamientos rurales en Asturias

🍴 ¿Dónde comer en Asturias?

RIBADESELLA | Sidrería El Tarteru – Calle Marqueses de Argüelles, 5. Distintos tipos de cachopos, nosotros escogimos el “cachopo Tarteru” con cecina, queso de cabra, setas y salsa de pimienta que cuesta 24,50 euros y croquetas de cecina como entrante a 8,50 euros. Gran variedad de raciones: navajas, zamburiñas, pulpo, pastel de cabracho. Además, un servicio muy amable.

LUARCA | Heladería El Asturiano – Calle Párroco Camino, 16. Deliciosos helados artesanos y multitud de sabores que te servirán para reponer fuerzas después de un arduo día de viaje ¡No te lo pierdas!

CANGAS DE ONÍS | Sidrería Los Ramos – La Venta, S/N. A dos kilómetros de Cangas de Onís y a cuatro de los Lagos de Covadonga. Una sidrería tradicional situada en la carretera que enlaza estos dos lugares. Fuimos recomendados por Juan, el propietario de La Casona de Sobrepiedra, que insistió en que probáramos uno de sus platos estrella: el cachopo. No se equivocaba. Paté de temporada a 9,50 euros, cachopo de buey en salsa de champiñones a 17 euros y dos postres increíbles a 5 euros cada uno: charlota y tarta de queso. Servicio rápido y buena cocina.

CANGAS DE ONÍS | Restaurante el Molín de Mingo – Finca Molín de Mingo – Peruyes (Cangas de Onís). Precio más elevado que los restaurantes anteriores, entorno a los 40 euros por persona, pero si quieres darte un homenaje estás obligado a visitarlo. Me gustó tanto que le dediqué un post especialmente para que no te pierdas ni un detalle. Sobretodo, no te olvides de reservar. En Temporada Alta está muy lleno y solamente da servicio de comidas.

 

Espero que esta guía te ayude a preparar tu viaje a Asturias. Si te has quedado con ganas de más, he preparado una colección de imágenes de Asturias especialmente para este artículo. En ella podrás ver muchas más fotografías de nuestro viaje.

Si tienes alguna pregunta o visitas la tierrina próximamente, no olvides contarme cuáles fueron los pueblos que más te gustaron y qué actividades contrataste. Entre todos aprenderemos mucho más sobre esta zona de España 🙂

¡Gracias por leerme y hasta pronto! 😚


También quería contarte que, tras escribir este artículo, recibí dos menciones muy especiales de las que me siento muy orgullosa.

La primera, es que fue elegido como uno de los mejores posts de los meses de Noviembre y Diciembre de Aula CM, la escuela de Community Manager y Marketing de Contenidos en la que estudio.

Menciones al blog de Gastroviaje

La segunda, a través del blog de Dani Collada en su sección de “Blogger de la semana” en la que elige aquel que le haya parecido mas interesante. ¡Fue un placer!

Gastroviaje: Blog de Viajes y Gastronomía

 


 

16 Comentarios

  1. Guauuu! jaja que pasada Silvia me encanta! Las rutas, las fotos y el articulo entero!😜🙂 Puxa Asturies!

    • ¡Muchas gracias, Dani! La verdad es que es muy fácil escribir tan bien de Asturias. Hace muchos años que veraneo allí y no me canso de descubrir nuevos lugares. ¡Un saludo!

  2. Que buena guía Silvia! Me la guardo para hacer una escapadita muy bien estructurada. un abrazo!

    • ¡Muchas gracias, Jesús! Me ha costado un poco porque era mucha información y quería explicarlo todo… Así que me alegro que te guste. Y sí, escápate en cuanto puedas que es un sitio precioso 🙂

  3. Impresionante Silvia! Voy a tener que dejar de leerte por que me das una envidia que no es normal.

    Sin duda te cundieron los 5 días. Yo el mayor problema que tengo es para hacerme un plan de viaje, al final coges un poco con prisas entre que la gente se pone de acuerdo y demás. En el puente estuve en Mallorca y tuve la suerte de contar con muy buenos anfitriones, no se si has estado por ahí, pero todo espectacular.

    Me llama mucho la atención lo de la bajada del Sella, vas bajando y puedes ir parando a descansar y tomar algo?

    Para mi el norte está todavía por descubrir, se me acumulan los planes! Ni siquiera he probado un auténtico cachopo. Me tengo que leer tu artículo sobre el tema a ver si voy a algún sitio aquí en Madrid.

    Como siempre un placer leerte, Silvia. Un saludo!

    • ¡Muchas gracias, Víctor! ¡El placer es mío! Es gratificante que guste lo que escribes, con esa intención lo hago 🙂

      A Mallorca fui hace bastantes años pero la verdad es que tengo pendiente verlo mejor. Siempre que voy para Baleares, acabo optando por Menorca. Así que si voy, ya sé a quien pedirle consejo 😉

      En cuanto al Descenso del Sella, en varios puntos del recorrido puedes “aparcar” la piragua y a escasos metros tienes explanadas con una barra donde puedes tomar algo o comer (en plan bocadillos y platos que no son muy elaborados) pero viene genial para ir descansando. Al final, se trata de disfrutarlo, y aunque tardes un poco más merece la pena ver el ambiente que se mueve allí. Siempre acabas hablando con alguien o compartiendo unos culines de sidra.

      Tengo pendiente un post sobre Euskadi, pero e me acumula el trabajo. A mí el Norte es una de las zonas que más me gusta.

      Hasta la próxima escapada tendremos que ir abriendo boca con los cachopos de Madrid. ¡Pruébalos! Ya verás qué ricos.

      Gracias de nuevo por leerme 🙂

  4. ¡Que genial! Tenía pensado un viaje a Asturias dentro de poco y ya no me hace falta casi planificarlo 🙂 Muy buen post!!

    • ¡Muchas gracias, Lidia! Si necesitas alguna información más, no dudes en escribirme 😉 Hay más pueblos en Asturias que también son muy bonitos, pero para empezar puede estar bien. ¡Disfruta de tu viaje y ya me contarás! ¡Un saludo!

  5. Hussein Padrón Álvarez

    17 diciembre, 2016 at 0:30

    Hola como ya sabes vivo en Asturias y soy un enamorado de Asturias y siempre que tengo tiempo salgo inmortalizar sus bellos paisajes, la verdad que la as descrito de una manera tan precisa que me as dejado con la boca abierta, me encanta el Post te felicito de verdad, veo que té gusta lo que haces y lo haces muy bien, Sigue así.

    Un saludo samhpa11

    • ¡Muchas gracias por tu comentario, Hussein! Es una zona que me encanta y siempre que puedo intento sacar unos días para visitarla. Gracias por tus palabras, de verdad. ¡Un saludo!

    • Silvia Núñez

      15 enero, 2017 at 18:50

      ¡Espero que os gusten! Yo también estaré atenta a vuestras recomendaciones que seguro que descubro un montón de nuevos sitios 😉 ¡Un saludo y gracias por comentar!

  6. Silvia me ha encantado tu artiículo. De hecho este Agosto nos vamos a visitar Asturias y vamos a seguir tu ruta. Muchisimas gracias

    • Silvia Núñez

      7 junio, 2017 at 12:33

      ¡Muchas gracias por comentar, Nuria! Justo nuestro viaje fue en Agosto también, así que sí que te recomendaría reservar en los restaurantes que ya sepáis que queréis ir, se llena bastante para esas fechas… y lo mismo para el resto de actividades 😉 Cualquier duda que tengas y que te pueda resolver, estaré encantada. Un abrazo

  7. Hola Silvia!!! Me ha encantado como.lo has redactado.todo!!! Nostros nos vamos en Agosto pero nos alojamos en potes…tu m podrias ayudar como ver Asturias en tres dias!!! Para no dar muchas vueltas….con tantos pueblos esty exa un.lio!!’.Gracias

    • Silvia Núñez

      27 julio, 2017 at 10:20

      ¡Hola, Pilar! Potes es un pueblo precioso también, y Cantabria es una comunidad que merece muchísimo la pena 🙂 Yo os aconsejaría no alejaros mucho de la zona del alojamiento, porque al final pasaréis más rato en el coche que en los pueblos, pero eso es una opinión mía… El post está organizado en cinco días, pero ten en cuenta que nosotros lo hicimos con mucha calma y que un día entero prácticamente lo dedicamos a hacer el Descenso del Sella, y medio día a La Ruta de Pepín. Si suprimís estas actividades y os centráis en visitar los pueblos, os puede dar tiempo a verlos todos. A mí personalmente me gusta mucho Cangas de Onís, Ribadesella, Luarca, Cudillero y Latres. A Gijón y Oviedo esta vez no fuimos, porque ya habíamos estado, pero si no los conocéis también son muy bonitos (aunque mucho más ambiente en Gijón en verano que en Oviedo). Cualquier cosita más que necesites, no dudes en escribirme. ¡Y cuéntame a la vuelta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*