Nuestro día a día es un no parar de compromisos y obligaciones, así que cuando llega el fin de semana es el momento de decir: «¡stop!», rodearte de amigos y tomar un respiro para que la rutina sea más llevadera. Y esto es justo lo que hicimos nosotros este sábado. A una hora de Madrid, en Robledo de Chavela, encontramos un lugar donde, además de comer bien, desconectamos de la gran ciudad. Te hablo del Hotel Los Cinco Enebros, un lugar con unas vistas increíbles y una gastronomía a la altura gracias a su fantástico Restaurante Lavanda. ¿Quieres saber más? ¡Pues vamos!

Seguir leyendo