Familiar, rústica, acogedora… y con un tomate que quita el sentido. Pero esto no es lo único que hará que te enamores de la Taberna Maruca, porque tiene muchísimo más que ofrecer. Generosas raciones, un servicio encantador y una tarta de queso que es puro vicio. Si veraneas por la zona de Sanxenxo, adéntrate en la montaña y deja que los platos y el cariño de Maruca te seduzcan. ¿Quieres saber más? ¡Pues vamos!

Seguir leyendo