Oporto es una ciudad que tiene que vivirse sin prisas. Alternativa como pocas. Llena de vida. Con una alegría que contagia a cualquiera que la visita. Si crees que esta portuguesa te conquistó como ciudad, su gastronomía hará que le jures amor eterno. Y ahora, si no sabes dónde comer en Oporto, sólo tienes que seguir leyendo

Seguir leyendo